Repartidores de costes de calefacción

  • Publicado por
  • 02/09/2020

Estos pequeños dispositivos miden el calor que emite cada uno de los radiadores de la vivienda, individualizando así el funcionamiento de un sistema de calefacción central instalado en columna. Su funcionamiento está regulado por la Norma Europea EN 834 (https://www.une.org/encuentra-tu-norma/busca-tu-norma/norma?c=N0052692).

¿Cuándo hay que utilizarlos?
Siguiendo con la Directiva Europea 2012/27/UE (https://www.boe.es/doue/2012/315/L00001-00056.pdf) de eficiencia energética, se usan para individualizar instalaciones de calefacción central en columna.

¿Dónde se colocan?
Se instala un repartidor de costes en cada uno de los radiadores de la vivienda.

¿Cómo funciona un repartidor de costes?
Cuando la diferencia de temperatura entre la superficie del radiador y el ambiente sea mayor de 4º C, el repartidor entiende que el radiador está en marcha y comienza a contabilidzar.
Transmite la información periódicamente mediante radiofrecuencia.
Minus, como empresa encargada de gestionar las mediciones, recoge de forma sencilla y rápida los valores de todos los repartidores, incorporándose a nuestra plataforma de gestión de forma que quedan a disposición de los vecinos y administradores de fincas para su consulta y reparto de consumos.

El valor reflejado en la pantalla no muestra la energía consumida directamente (Kwh) sino que es un valor adimensional. Este valor reflejado en el display debe ser corregido por un coeficiente K, que es único para el radiador específico en el que está instalado. Este factor K es calculado en laboratorios en función de las características que presenta cada radiador. Cada fabricante de repartidores de costes tiene disponible una base de datos de radiadores, marcas, fabricantes y características, de forma que el personal puede determinar el consumo final de cada radiador atendiendo a la lectura y a estos parámetros.

En Minus nos aseguramos de realizar todas estas cuentas y operaciones de forma automática y totalmente transparente, de forma que la consulta a través de nuestra plataforma resulte sencilla y clara. No obstante, el consumo de cada radiador en euros es el resultado de la multiplicación del valor calculado de consumo en cada repartidor por el precio de cada unidad consumida de calefacción.

¿Cómo se calcula el precio de esta unidad consumida de calefacción?
Para explicar esta cuestión es mucho más sencillo utilizar un caso real como ejemplo.
Una caldera de calefacción central ha generado 10800 € en gastos para la comunidad.
Hay una parte de gastos fijos que, en este caso, vamos a establecer en 30%, y que son repartidos por coeficientes entre los vecinos.
El resto de gastos, los variables, suponen el 70% restante, y equivalen a 7560 € que se repartirán en base al consumo real de cada vivienda, siendo esta la suma de los consumos medidos por todos los repartidores de costes la vivienda. Si el consumo en calefacción del edificio son 20000 unidades de calefacción, entonces, cada unidad de calefacción equivale a 0,378 € (7560 € / 20000).

¿Es obligatorio instalar estos repartidores de costes?
La Directiva Europea de Eficiencia Energética 2012/27/UE obliga a todos los estados miembros a individualizar sus sistemas  de calefacción central. Además, el Real Decreto de contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios, en su artículo 9, actualiza y revalida la directiva europea para nuestro ordenamiento jurídico.

Minus Funcionamiento Repartidor de costes en salamanca

Ventajas de los repartidores de costes:

  • Diversos estudios demuestran que desde el comienzo de la instalación de los repartidores de costes se han ahorrado millones de toneladas de CO2, lo cual es bueno para el planeta y también para los bolsillos de sus propietarios.Se instalan de forma muy sencilla, no requieren obras, normalmente es suficiente con unos tornillos de sujección.
  • Son pequeños, discretos y no tienen cables, por lo que no interfieren con la decoración de la vivienda.
  • Son cómodos y ofrecen una mayor flexibilidad. Al medir los consumos de forma individual, el usuario puede decidir qué temperatura deseada en cada momento, mediante el uso de válvulas termostáticas en cada radiador.
  • Además, y no menos importante, ejercen un importante papel de concienciación. Al ser conscientes del gasto individual de la vivienda, los usuarios utilizan la energía de forma más responsable,  evitando así derroches de dinero y de combustible.

Publicaciones relacionadas