sala-calderas-blog-minus-portada

La sala de calderas

  • Publicado por
  • 12/02/2022

Hoy en día, aún sigue habiendo multitud de edificios con calefacción central, y, por lo tanto, el calor del edificio se genera en la sala de calderas.

Al igual que en un hogar con su propia caldera que genera su calefacción y su agua caliente sanitaria, debe tener una serie de revisiones y mantenimiento para su correcto funcionamiento, en la sala de calderas de tu edificio y los elementos que lo componen, también se deben llevar a cabo ciertas acciones para verificar el correcto estado de las piezas y evitar sustos en los momentos más fríos.

Aunque hay que obviar que las calderas que podemos encontrar en los hogares no tienen nada que ver con las calderas que vamos a encontrar en una sala de caldera, lógicamente por el volumen de agua caliente que tienen que hacer llegar hasta todos los hogares del edificio, así como lo materiales que se van a usar para la combustión y generar el calor necesario para dar calor a toda la comunidad.

Por norma general, el combustible que se suele utilizar en este tipo de sistemas de calefacción, suele ser el gasóleo, gas o carbón, que fue el elemento más utilizado con anterioridad, pero que poco a poco se ha ido eliminando y sustituyendo por otros combustibles fósiles con un mayor poder calorífico durante su combustión, como son el gas y el gasoil.

Cuando estas calderas eran de carbón, el mantenimiento que necesitaban era mucho más elevado, por los residuos que generaba, además de tener que estar constantemente alimentando el sistema para que no dejara de funcionar. Así que la evolución lógica fue un sistema más limpio, moderno y menos contaminante que el carbón, además de menos peligroso en su quema y con un mejor y mayor aprovechamiento.

Pero así y con todo, las salas de calderas deben cumplir y mantener una serie de requisitos, tanto de construcción como de funcionamiento, para evitar incidentes o posibles accidentes, que pueden llegar a ser muy peligrosos. Por suerte, con la cantidad de revisiones, inspecciones y mantenimiento obligatorio, es muy, muy extraño que se produzca algún fallo fatal en este tipo de instalaciones.

Las sanciones a las que se enfrentan las comunidades, si no cumplen con los requisitos establecidos, suelen ser tan elevadas, que no disuaden de cualquier tipo de irregularidad en este tipo de instalaciones.

El principal documento que recoge todas las características que debe tener este tipo de salas, se encuentran recogidas en el RITE (Reglamento de Instalaciones Técnicas de Edificios), que no solo incluye todo lo necesario sobre las salas de calderas, sino también sobre otro tipo de revisiones que debe tener el edificio.

sala-calderas-blog-minus

Elementos de la sala de calderas

¿Cuáles son los elementos que vamos a encontrar en una sala de calderas? Pues como es obvio, para empezar, la caldera, que es donde se va a realizar el quemado del combustible.

Junto a la caldera, tenemos los elementos básicos que podemos encontrar en toda sala de calderas, el sistema de impulso y retorno, el circuito de retorno o distribución, el circuito de impulsión, el depósito de inercia, el vaso de expansión y el depósito de acumulación de agua caliente sanitaria. Estos son los elementos básicos, luego ya depende de las necesidades de cada una de las comunidades, de la cantidad de vecinos a los que debe llegar la calefacción y el agua caliente… son muchos los factores que influyen para poder aprovechar de la mejor manera el sistema.

Como es lógico, la construcción de estas salas debe realizarse con una serie de elementos de seguridad y estándares que se han de cumplir a rajatabla, para evitar posibles accidentes, que en estos casos pueden conllevar tragedias. Por eso, la seguridad y las revisiones en estas salas deben estar a la orden del día.

Por ejemplo, deben tener una resistencia mínima al fuego, con extintores homologados y con todos los sellos de seguridad, tanto en el interior de la sala, como fuera de ella. Las puertas son otro de los elementos de seguridad, ya que ejercerán de cortafuegos en el caso de un accidente y evitar que el fuego se extienda por todo el edificio.

Por eso, el hecho de usar la sala de calderas como trastero improvisado, que es algo que por desgracia ocurre más a menudo de lo deseado, es una de las irregularidades que más se comenten, porque solo con la presencia de elementos extraños y externos, pueden multiplicar el riesgo de accidente en este tipo de salas, una de las que más seguridad debería tener.

Por eso, las revisiones e inspecciones de estas salas es tan importante, y sobre todo, mantener los elementos pasivos de contención, en caso de accidente, en perfecto estado de funcionamiento, para reducir las posibles consecuencias.

Y ya sabes que en breve habrá que ir adaptándose a las nuevas leyes al tener que instalar repartidores de costes en los radiadores de la calefacción central, ¿verdad? Pues de ello se encarga Minus. Contacta con nosotros y estudiaremos las mejores opciones

Publicaciones relacionadas

termostato-blog-minus-portada

Termostatos

abril 12, 2022
heladas-blog-minus-portada

Las heladas

enero 12, 2022

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.